Seducir nuestro cliente potencial con los contenidos


Seducir al cliente potencial con  los contenidos

Unos contenidos de calidad son la mejor tarjeta de presentación de tu web ante cualquier cliente potencial.

La primera pregunta que debes contestar es ¿qué buscan tus clientes potenciales? ¿Contenidos? No. Los usuarios buscan experiencias. Y esas experiencias las transmites a través de tus contenidos: las fotos de la web, las infografías, los artículos, las fichas de productos, las aplicaciones…

  1. le das un poco de motivación,
  2. le facilitas información concreta para hacer mejor su trabajo,
  3. le informas de una oferta que le ahorrará un poco de dinero,
  4. le haces ampliar su interpretación de un hecho concreto,
  5. le haces reír durante unos minutos de un lunes estresante…

Allí donde hemos tenido una experiencia satisfactoria generalmente regresamos. Es probable que si el usuario percibe como útil y enriquecedora la visita a tu web, no tendrá inconvenientes en suscribirse a tu newsletter o seguir tus perfiles en medios sociales.

¿Cuándo un contenido es de calidad?

No me atrevo a dar recetas, porque en relación a la calidad cada quién tiene umbrales diferentes. Hay sitios en Internet de los que salgo huyendo aterrorizado; sin embargo, sé de personas que entran allí cada día para alimentar ‘algo’ que me está vedado entender.

Desde una perspectiva muy general, diría que un contenido de calidad es original. Tiene relevancia para el usuario o la audiencia para la que ha sido creado. Posee un objetivo definido y lo cumple. Y además, es un contenido optimizado para buscadores (SEO).

El buen contenido se crea poniéndote en los zapatos de tu audiencia objetivo y anticipando cuáles serán sus reacciones al interactuar con tus publicaciones. ¿Se sentirá inspirado? ¿Estará más informado? ¿Estás educándole? ¿O solo quieres que mate el tiempo con algo entretenido mientras se olvida de otros temas importantes?

Para llegar a ese contenido que trasciende y se viraliza con facilidad, es importante contar una historia (sí, el tan mencionado storytelling). ¡Difícil de conseguir y no apto para todas los tipos de contenidos! Aunque muchos blogueros insisten en lo contrario.

La fuente principal de materia prima para el storytelling de las empresas son sus clientes: casos de éxito, entrevistas a clientes satisfechos (funcionan muy bien). También puedes incluir las historias de tus colaboradores. El consumidor disfruta conociendo el equipo de profesionales que producen lo que recibe y los trabajadores, por su parte, reciben la exposición como un aplauso de su compañía. ¿Quién no se siente contento cuando recibe unos 5 minutos de gloria o fama?

¿Deseas contar los hechos más recientes en tu sector? Muy bien. Adelante.

Y si quieres aportar más valor, da un paso más e interpreta los hechos, eso es algo que el usuario no encontrará en ningún medio de prensa. Interpretar requiere la consulta de muchas fuentes de información y algunas horas de análisis. Sin embargo, es el tipo de piezas de alta viralidad y mayor recepción posible en cualquier sector.

Ya la información no es poder. Todos podemos buscar en Google. Ahora la opinión es poder. Mientras todos repiten como aves parlantes lo que dicen unos y otros, pocos se sientan a analizar la implicación de los hechos y es ahí donde está el valor. Al menos para los usuarios inteligentes.

contenido a medida

Contenidos a medida (vestirse con un sastre)

Las prisas a veces obligan a ciertas empresas a trabajar sus contenidos de forma estandarizada. Eso es un desperdicio de recursos. El inbound marketing ha hecho al usuario saborear los beneficios de una comunicación que sientes como cercana y hecha a medida para ti. Nunca será lo mismo comprarse un traje en una tienda, que ir con un sastre a que nos haga una vestidura con nuestras medidas.

Crear contenidos a medida implica, entre otras cosas, conocer a tus compradores potenciales: Buyer persona

Sus objetivos, sus miedos, sus hábitos de compra, objeciones de compra, las expectativas… Con todo esto creas perfiles de usuarios y a ellos, solo a ellos, les hablas con tus contenidos.

La mayoría de los consumidores empiezan el proceso de compra con una búsqueda de información porque tienen un problema que solucionar. Una vez recopilan suficiente información evalúan las alternativas. Luego elijen una de las opciones para realizar la compra. Y el cierre está en la satisfacción una vez que se consume o utiliza el producto o servicio.

Este proceso (Buyer Journey) lo hacemos una y otra vez: para comprar un vuelo, reservar un hotel, comprar unos zapatos o un pastel. Ocurre offline y online. Y garantizar el mejor contenido en cada unos de estos pasos es vital para la subsistencia de cualquier empresa.

Un talón de Aquiles de las pymes españolas en relación al marketing online es la distribución de contenidos. Nos mata la inconsistencia y la falta de disciplina. 

Existen ya los recursos automatizados para mostrar el contenido ante la persona adecuada, en el mejor momento y obtener los mejores resultados. LLámales marketing automation e inbound marketing.

Procesos de marketing automation, ofrecer a cada usuario lo que espera, haciéndolos sentirse únicos y especiales

 

 

¿Aún tienes dudas de si te pueden ser útiles?

Conoce más a fondo el poder de los contenidos y el valor que tienen dentro de la metodología del  Inbound Marketing con este Ebook.

Ebook_InboundMarketing